¿Qué es para vosotros la experiencia del empleado?

¿Está todo el mundo contento en vuestra empresa? Podemos responder fácilmente y dar una respuesta arbitraria que nos haga sentir bien… pero, ¿lo sabemos con certeza? ¿Nos interesa? Si queremos tener éxito, la respuesta a ambas preguntas debería ser “SÍ”. De lo contrario, es momento de mover ficha y empezar a cambiar e indagar con el fin de mejorar.

Introducir cambios en las organizaciones para tener más en cuenta la experiencia del empleado ayuda a mejorar y potenciar la felicidad y el compromiso de las personas de nuestra empresa.

No obstante, preocuparnos por la experiencia del empleado no es algo que se pueda hacer de un día para otro. Parece que en la actualidad está de moda en las empresas hablar de este tema e intentar preocuparse por la situación y felicidad de nuestras personas. Trabajar la experiencia del empleado debe comenzar por escuchar a las personas de vuestra empresa, que no siempre ocurre.

Os lanzamos un par de preguntas ¿En qué estado está la motivación y felicidad de vuestras personas? ¿Qué políticas y estrategias habéis implementado respecto a la experiencia de vuestras personas? Lo normal es que la respuesta a la primera pregunta sea “se desconoce” y la segunda suele ser “muy pocas” y sin contar en el proceso con la participación de vuestras personas.

No podemos mejorar algo que no sabemos en qué estado está ni para qué se quiere mejorar. Los datos sin análisis, comparativa, estudio ni toma de decisiones no valen para nada. Las empresas son organismos vivos que van evolucionando constantemente. La desmotivación, la infelicidad, la baja productividad y los cambios de carácter no ocurren de un día para otro y siempre tienen una explicación si nos preocupamos activamente por nuestras personas. Las empresas están compuestas por personas con sus necesidades, expectativas, problemas, pensamientos y forma de ejecutar su trabajo.

Así que, si vuestra organización quiere tener en cuenta la experiencia de vuestras personas para evolucionar y mejorar, se debe hacer poco a poco. Para empezar, debéis escucharles para conocer cómo están. Esto supone dar un plazo razonable para que puedan manifestar sus necesidades.

La empresa debe saber comunicar muy bien estos cambios de estrategia y ganarse la confianza de sus personas. Es clave explicar bien el porqué, para qué, qué objetivos conlleva, cuál es su papel, cómo les afecta y qué ganan ellos con la introducción de la experiencia del empleado. La empresa debe saber comunicar muy bien estos cambios de estrategia y ganarse la confianza de sus personas. Es clave explicar bien el porqué, para qué, qué objetivos conlleva, cuál es su papel, cómo les afecta y qué ganan ellos con la introducción de la experiencia del empleado.

Es habitual que las empresas introducen la experiencia del empleado sin involucrar a sus personas y así fracasan estrepitosamente. Esto se ve con recelo y consiguen la ignorancia de sus personas.

Las empresas deben contar con la participación activa de su equipo directivo dando ejemplo, explicando los beneficios de estos nuevos cambios y mostrando su entusiasmo. A veces, parece que este nuevo enfoque para conocer la salud emocional de una organización no va con ellos. Será fundamental que sean ellos los primeros interesados en conocer el beneficio de estas acciones. Es recomendable involucrarles desde el principio en el proceso de implementación de la experiencia del empleado a nuestras personas.

Para poder medir la experiencia del empleado tendremos que definir los indicadores que se van a evaluar. Va bien contar con la opinión de nuestras personas para saber qué indicadores consideran que son necesarios para que su situación en la organización mejore. Lo adecuado sería ir implementándolo poco a poco, por fases y temáticas. Se obtendrán datos más positivos si las personas saben el motivo que se quiere mejorar con la recogida de esos datos. Si los empleados perciben que con esos datos recogidos no va a cambiar nada, conseguiremos defraudarles y que se cierren en banda. Quizás habría que empezar con algún detalle pequeño que ellos demanden y que sea fácil de aplicar. El continuar el proceso con aspectos más internos será más sencillo si se han visto resultados a encuestas anteriores.

La experiencia del empleado consiste en conocer la foto fija real de una empresa y de sus personas en cada momento. Igualmente se trata de saber explicar por qué ocurren las cosas en una compañía. Además, es un buen sistema para dar solución a problemas existentes lo antes posible y evitar soluciones drásticas.

La experiencia del empleado nos permite saber si nuestras personas están satisfechas y contentas con su empleo y con la empresa. En caso de que alguien no lo esté, si se detecta pronto, se pueden buscar soluciones satisfactorias. Si una persona ha decidido irse de una empresa será muy difícil conseguir que cambie de opinión. Pero, ¿sabemos por qué se va?

Por otro lado, la experiencia del empleado sirve para poder conocer el tipo de liderazgo de una compañía y poder tomar decisiones al respecto. También se tendrá que determinar qué tipo de liderazgo quiere tener la empresa.

Este tipo de acciones se centran en saber cómo esta cada una de sus personas, poder conocer qué personas son las que más se involucran, producen y aportan. Se trata de saber el valor que aporta cada persona.

La experiencia del empleado puede ayudarnos a conocer la motivación actual de cada persona y su evolución posterior.

Implementar esta filosofía puede afectar a todas las políticas de una organización y se pueden obtener datos de muchas cosas. Imaginemos que se quiere saber si existe igualdad de trato entre hombres y mujeres dentro de una empresa y en caso de no existir corregirla; si se quiere saber los niveles de rotación y las causas por las que se marchan las personas. A veces se tienen esos datos y no se hacen nada con ellos. Muchas organizaciones llevan años realizando entrevistas de salida para saber por qué se van sus personas. Lo único es hacen algo para mejorar los motivos por los que sus personas deciden abandonar la compañía. La medición de la experiencia del empleado sin acción no sirve para nada.

Con la tecnología es fácil, ágil y flexible conocer en qué estado se encuentra la organización. Se trata de innovar y experimentar con ayuda de nuestras personas.

La experiencia del empleado trata de hacer de nuestra empresa un mejor lugar para trabajar intentando tener a nuestras personas lo más contentas posibles. Una persona satisfecha y alegre es el mejor vendedor directo e indirecto de una organización. Está claro que la organización perfecta no existe, aunque ayuda el saber que tu empresa se preocupa por ti y no deja de implementar acciones para evolucionar.

Todo comienza por preguntar y escuchar a nuestras personas, teniendo en cuenta que no siempre escucharemos lo que nos gustaría. Lo que no podemos hacer es preguntar y hacer caso omiso a sus respuestas.

Una empresa debe experimentar y comunicar los éxitos y buenas experiencias logradas con la implementación de la experiencia del empleado. Pero no nos quedemos en mencionar la estadística si vemos que los casos se reducen. Habrá que ir un paso más allá centrándonos en los casos concretos, en las historias reales que están detrás de esos datos y que al final llegan mucho mejor a nuestras personas. Un buen ejemplo ayuda a ver los resultados finales.

La experiencia del empleado tiene que tratar de la inquietud por mejorar la relación de nuestras personas con las empresas, con la ayuda del big data. Duele escuchar que simplemente consiste en implementar el big data; craso error. La medición de datos sin implementación de cambios, toma de decisiones y acción no sirve para nada.

Para comenzar a tratar la experiencia del empleado de forma satisfactoria se puede contar con la ayuda de personas y entidades expertas que sepan acompañaros en su puesta en marcha.

Nunca es tarde para dar un giro la forma en que se afronta la gestión de nuestras personas. Todo comienza por ser consciente y asumir el margen de mejora existente.

¿Qué es para vosotros la experiencia del empleado?

Fuente imágenes utilizadas: unplash

Categorías:Blog, General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.